.˙. El Pub .˙. Cuenca, Ecuador.


Jugando a las cocinaditas. by admin
26 abril, 2007, 10:45 am
Filed under: curuchupas, sociedad, tradición

By Taita Honorato.

Las actividades para los fines de semana cada vez se volvían más monótonas, parecía que las ideas se habían terminado y divagábamos en espacios de superficialidad. Las chicas solo querían salir a pasear en los autos, y dar miles de miles de vueltas por los sitios frecuentados por la gente “in”, para evidenciar que tienen novio, y además exhibirlo (una buena forma de alejar coquetas de sus hombres).

Transcurría la semana y era tiempo de aportar ideas; reunidas en el aula de clase, entre todas las amigas discutíamos cuál era una alternativa para divertirnos el fin de semana.

Alguien sugirió cocinar en alguna casa… muchas empezaron a reír. Sin embargo, era la idea que más convencía, así que se definió cuál sería la cuota, apelando a la generosidad para que la comida no sea escasa y sea, sobre todo, de calidad.

El día de la reunión todo fue un caos, las “responsables” que quedaron en realizar las compras, fueron al supermercado y en realidad no sabían como empezar. Por suerte, una de las chicas recién había llegado de intercambio, ergo era una experta en home & economics. Así que en un “2 x 3” logró concluir todas las actividades planificadas. Durante ese tiempo, el resto de las muchachas prefirieron mirarse en uno de los espejos del local, y entre ellas conversaban haciendo alarde que no tenían idea respecto a las compras y que ellas jamás lo iban a hacer pues para ello estaban sus empleadas domésticas.

(En la reunión pactada, las chicas llegan con sus novios)

La Suquita Vásquez, como toda chica de sociedad, era una excelente anfitriona, y para no quedar mal todos los varoncitos intentában colaborar en algo, de esta manera, sacaban los vegetales, rayaban, picaban, etc.; y, para variar, las mismas chicas, se desentendían de la situación y con sus charlas vacías hacían alarde de su ineptitud con la cocina, argumentaban que era un oficio que nunca lo harían y que, además, eso en sus casas era oficio propio de las “chinas”, refiriéndose despectivamente a estas valiosísimas asistentes de hogar.

Solamente se preocupaban de estar a la moda, con sus pantalones pegados, con unos cuerpos bastantes agradables, un kilogramo de base y demás maquillaje en el rostro, y por supuesto “peliteñidas”.

Al verlas alejadas del grupo, recordé algunos importantes “tips” que leí en el Manual del Curuchupa Cuencano:

“la pareja ideal, debe ser una chica que sepa cocinar, lavar, planchar, arreglar la casa, etc.; además, la muchacha debe tener un apellido de raigambre español reconocido y valorado por la sociedad”.

Aquí fue cuando todo me llamó la atención, pues estas amigas, que obviamente tenían apellidos supuestamente de “sociedad” (Ordóñez, Crespo, Cordero, etc); siempre que se les preguntaba acerca de sus supuestos parientes, me contestaban,

“son parientes lejanísimos, pues como somos tanta familia casi ni nos vemos”. Por suerte elpub team, resolvió mi duda, y recordé una de sus premisas.

Según el Manual:

Al conocer a una damita, es conveniente revisar prolíjamente el Libro de Mamita Grande, ahí fácilmente se puede determinar si la futura pareja pertenece a un linaje importante, caso contrario ¡HUYA! Lo están mintiendo.

Durante todo este tiempo de divagación, la mayor parte se descuidó de los alimentos y éstos se quemaron. Nuestra festín se había arruinado, ya era demasiado tarde para usar un servicio de comida a domicilio y todos entrábamos en desesperación. Culminamos comiendo pollo asado, y con el resentimiento de todos, así se acaba una noche más de una jorga cuencana.

Mea Culpa vs Votra Culpa.

A la final solamente una idea ronda por mi cabeza, todas las personas que dejan de lado actividades culinarias o la preocupación respecto del hogar, solamente lo hacen puesto que sus madres, abuelas y demás ascendientes de seguro fueron empleadas domésticas, cocineras, “mata cuchis” en la Avenida Solano, o vendían deliciosas empanadas a la salida de las piscinas de Baños.

Recuerden que aún Cuenca es una ciudad pequeña y todos sabemos de donde procede cada uno de ustedes, así que es mejor no renegar nuestros origenes y mostrarnos tal y como somos.

La identidad y la calidad de los seres humanos radica en las acciones que realizamos día a día.


4 comentarios so far
Deja un comentario

No me he parado de reir, son geniales pub team..
xq no sacan una revista …. vendiendo se harian millonarios
continuen asi

pero quienes son?

Comentario por Pancho

No importa quienes chucha sean, sino que cada vez con las ocurrencias que escriben es la gozadera más grande, y eso que las situaciones relatadas son mera coincidencia con la realidad cuencana.

Comentario por Have_ier

Algun rato les invitare, queridos compañeros, a degustar de un suculento plato sushi o, si vuestros paladares no aprecian este arte culinario, de un delcicioso Lomo Bistro.

Lindo guambra mismo soy, hasta se cocinar unos platos bien alajas.

Comentario por Carlitos la chiva

Completamente de acuerdo no importa de que estrato alguien venga lo importante es que sea uan persona de bien y ser uno mismo en donde quiera q uno este

Comentario por william paul




Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: